¡EMPEZAMOS!

Los protagonistas sois vosotros

 

Seguramente tenéis una idea en la cabeza de qué tipo de alianza os gusta más o cuál os resultaría más cómoda. Lo más curioso de las alianzas es que, al momento, sabes perfectamente cuál es o no es para ti y por qué.

Primer paso: Enseñadme qué ideas tenéis. Seguramente habéis recopilado alguna imagen o hecho algún dibujillo, todo nos ayudará para encontrar vuestra alianza perfecta, y si andáis súper perdidos (que suele pasar) no pasa nada! Cogemos impulso y saltamos al paso 2 directamente.

¡Contadme vuestra historia!

 

Las alianzas son un símbolo de vuestra unión así que ¡hagamos que os vayan como anillo al dedo!

Hay veces que vuestra historia tiene una simbología tan fuerte que pronto nos damos cuenta de cómo enfocar el diseño. Otras, vuestro día a día habla por sí mismo, al final las alianzas son piezas que (en principio) se plantean para llevar todos los días y deben ser cómodas.

Segundo paso: Contadme vuestras necesidades, vuestros gustos y planteadme todas las dudas que tengáis.

 Echad un ojo a mi catálogo

 

Os preguntareis por qué éste es el cuarto paso. Evidentemente sé que si estáis leyendo esto es porque habéis visto en la página algo que os ha llamado la atención, algo que os ha traído hasta aquí, pero como hay quien necesita encontrar SU ALIANZA creo que lo primero es hablar de vuestra idea, y luego ofreceros algunos ejemplos de diseños que voy añadiendo a mi catálogo y que os pueden ayudar.

Tercer paso: Echad un ojo al catálogo, quizá veáis algún diseño que os encante o al que modificaríais “tal cosa” para que sea perfecto para vosotros.

Planteamientos

 

Es importante que ya os planteéis cuatro cosillas.

-Qué tipo de alianza os identifica más: una alianza clásica o más moderna.

-En qué material las queréis: Plata, oro blanco, oro amarillo…

-Qué tipo de acabado os gusta: Pulido, mate, una combinación de ambos…

-¿Os gustaría integrar alguna piedra?

¡A diseñar!

 

Una vez que tengamos una idea clara, ¡es el momento de poneros al lío!. A través del diseño 3D podemos ir plasmando nuestra idea, personalizando y retocando pequeñas cosillas hasta llegar a vuestras bonitas alianzas.

El diseño 3D nos da la ventaja de ir viendo cómo van a quedar finalmente.